Menos sal – Mas salud

La sal yodada (cloruro de sodio) es el único alimento que provee yodo a nuestra población. El yodo es un elemento mineral de suma importancia en la alimentación humana. Si no se lo consume, se producen problemas de salud llamados desórdenes por deficiencia de yodo, que existen en nuestro país debido a las características del suelo, que no contiene yodo.

Sin embargo, su consumo en exceso predispone a enfermedades como: hipertensión arterial (presión alta), enfermedades del corazón, de los riñones, edema o hinchazón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir hasta 5g diarios de sal yodada, para adultos sin antecedentes de hipertensión arterial, lo que corresponde a 1 cucharadita de sal al día por persona, distribuida en todas las comidas, incluida la sal contenida en los alimentos: panificados, enlatados.

Para más información sobre los cuidados a tener en cuenta en el consumo de la sal yodada, puede referirse a la página 62 del Libro Parte 3 de las Guías Alimentarias del Pargauay.

:

SI USTED ES UN PRODUCTOR DE LA AGRICULTURA FAMILIAR Y NECESITA REGISTRAR SUS PRODUCTOS ALIMENTICIOS, INGRESE AQUÍ PARA MAYOR INFORMACION